Libertad

Libre como las aguas del Nilo, siendo quien soy, la partera a la que todos llaman, la amante esposa de Benia, el carpintero; la dulce anciana tejedora de sueños y de amor, encantadora de los corazones de Tebas, guardiana del misterio del nacimiento, por la gracia de mi madre Raquel.

Libre revierto el curso del río, abro los ojos a la vida que fluye, al pasado que no vuelve, al nuevo canto de los pájaros, a la fragancia de la flor del loto, que emerge noche y día, fiel a la dulzura del amor.

Libre soy, Diná, a la que no olvidó su hermano, temeroso del paso del tiempo, que me llama a su barco, para acompañarle en el tránsito.

S.K @teatrodelosciclos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s