Sabiduría

Mi madre, Lía, me visitó aquella luna nueva que ya no sangré.

Ella, que me llevaba a la tienda roja cuando era niña; ella, mayor que sus hermanas, primera esposa de Jacob.

De alguna manera, Lía se hace una en mí, sabias las dos.

Ella me entrega el anillo de su hermana, símbolo eterno de la sabiduría más preciada. Mi unión a mis madres, y a todas las mujeres que han parido de mis manos, las que vinieron y vendrán.

Mi boca habla por todas ellas, hijas de la misma madre, hermanas en un mismo amor.

S.K @teatrodelosciclos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s