Cuarto monólogo Juana de Arco. Certeza de la orden divina (número 6)

¿Qué he hecho yo para ser juzgada como si fuera una hereje?
En manos de mis enemigos, sólo me queda rezar.
Si el aliento Divino me acompaña en estas horas de trance, responderé sólo lo que deba ser respondido.
Pronunciaré mi nombre tal y como es.
Si el Rey y Francia me abandonan,
la Divinidad es mi único tribunal.

@teatrodelosciclos S.K.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s