Primer monólogo Juana de Arco: Juana es testigo de la violación de una mujer por un militar borgoñon (número 2)

Ni las llamas ni el humo pueden ocultar el horror.
¿Qué ven mis ojos y qué puedo hacer yo?
Hermanos aliados con nuestros enemigos violan nuestros cuerpos.
Si abusan de tí, abusan de mí.
Virgen, Madre María, protege nuestros cuerpos.
Responde a mis plegarias.
Siento que los Ángeles me protegen, cubriéndome con un manto de honor.

@teatrodelosciclos S.K

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s